Casar Mora, Tiberio y el Mono